0

Un año sin LuCaSe

Lucase 1

Hace un año nos dejó Luis Carlos Secuelo. El Circulo de Periodistas Deportivos de Mar del Plata quiere recordarlo como se merece. Había estado en el grupo fundador en 1969. Estuvo entre los que le devolverían la vida a la institución en 1986 y a partir de allí hasta su muerte se constituyó en un referente obligado de nuestra entidad.

Lucase 2Sabemos cuanto quiso a esta institución y en lo personal hemos sido testigos de numerosas charlas en la cuales manifestaba su preocupación por el futuro del Círculo.

Las personas que han hecho cosas siempre están en la mira de los demás. Serán blanco de las criticas y no siempre se les reconocerán sus méritos. Los que han transitado por la vida y las instituciones saben mucho de esto.

En éste primer aniversario de su desaparición queremos ofrecerles la transcripción de la nota que Pedro Gustavo Guillermo Morales, miembro de nuestra Comisión Directiva, le hiciera a nuestro querido Lucase en el número 67 de la revista “ Tiempo Récord” publicada en abril de 2011. En ella Luis cuenta su vida y nos pareció adecuado el momento para el homenaje.

Las fotos que acompañan este presentación pertenecen a la colección personal de Luis Carlos Secuelo las que permanecerán en el archivo de nuestra entidad como legado. Algunas de ellas nos permiten observar la labor del viejo periodismo deportivo. Aquel de la libreta de apuntes tomando nota de las apreciaciones de los entrevistados. Sin celulares, ni grabadores constituyen imágenes de otros tiempos que hacen a la historia de nuestra profesión.

Rubén Aguilera
Presidente del C.P.D

 

LUIS CARLOS SECUELO
TESON, HONESTIDAD Y COHERENCIA

Lucase 3

“Lucase” como a él le gusta que lo llamen, tiene más de 50 años de profesión, cubrió 25 mundiales de patín carrera, transmitió y comentó fútbol y básquetbol, también fue voz noticia en las transmisiones y fueron características sus entradas intempestivas en los relatos con su “Hay un gollll” .Hoy preside orgulloso el Círculo de Periodistas Deportivos de la ciudad. No soy muy amigo de él, diferimos en edad, pero un vínculo invisible nos une desde siempre, lo conocí en la vieja redacción del Diario La Capital de la calle Irigoyen cuando acompañaba a mi papá Don Pedro Morales Viera, periodista de la casa y Luis era el Jefe de Deportes. Antes de eso, para mí y a pesar de mi corta edad, fue una admirada firma antes que una cara. Hoy siento orgullo por bucear en sus recuerdos.

“Mi relación con el periodismo no fue familiar, aunque el fanatismo de mi padre por Boca, me fue introduciendo en el fútbol, imaginaba jugadas con los equipos que animaban los Torneos Evita”

Lucase 4

“Trabajé de pulidor de mosaicos, todavía existen algunos, antes los pisos eran de granito y era una buena fuente de ingresos, antes fui cadete de una sastrería y luego fui oficinista del Banco Provincia en la mutual de YPF, mi padre trabajaba allí, en los barcos”.
“En el edificio del Banco, en el piso 14, funcionaba la radio LU6. Yo entraba a las 8 a trabajar y un día me fui una hora antes a conocer la radio, estaba en el aire la audición “1,2,3, arriba” que la conducía Mario David, que también era del departamento informativo y terminó siendo un gran cineasta”.

“Un día en su programa, desafió a quienes estábamos en el piso del estudio a relatar un partido de fútbol y me animé, eso fue un día martes y al sábado siguiente empecé a trabajar como cronista volante del Diario La Capital, José Raúl Ramírez, jefe de deportes del diario escuchó mi relato radial y me convocó, corría septiembre de 1960. Iba al fútbol local, cuando era pasión de multitudes, también me gustaba el básquetbol y me interesé por los deportes no tradicionales y todos los eventos deportivos que había en la ciudad”.

“Mi podio deportivo: Primero, por lo que significó pongo al Patín Carrera, por este deporte recorrí el país y el mundo; Segundo al Básquetbol, recorrí el país y luego al fútbol.”

“Me gusta el Atletismo, no soy un especialista, pero sigo al periodista Rubén Aguilera, un maestro, no solo por sus estadísticas sino también por que sabe de la historia deportiva de la ciudad”

“Siempre le digo a Juan Carlos Morales que ser relator de básquet no es fácil, con el fútbol tenés 120 x 70 para mentir, en cambio en el balóncesto solo tenemos 14 x 28 mts. Es más difícil por el ritmo, hay que tener conocimiento de los jugadores, para mí es más apasionante, en fútbol hay 0 a 0 aburridos, pero en básquet un partido puede terminar 141 a 138 como cuando estábamos con Rodolfo Puleo y hubo 4 suplementarios en Boca-Peñarol en el recordado Super Domo con 3 tiempos suplementarios, ese día suplanté al relator Eduardo Maschi y llegué a comer a casa más de una hora tarde.”

“Hice muchos viajes, algunos con Néstor Francisco Alfonso, el rey de los fotógrafos de Mar del Plata, con él fui a los Juegos Panamericanos de Puerto Rico en 1979 con los títulos de Nora Vega, Claudia Rodríguez, Raúl Subiledt y la técnica de Raúl Scafati.”

“Mi segundo viaje fue a Nueva Zelanda, por Bs. As., Chile, Isla de Pascua, Wellington y destino; vivimos dos nochebuenas por el cambio de huso horario.”

 

En el ’79 comenté fútbol, la gran campaña de Kimberley con Carlos Timoteo Griguol como técnico, un gran equipo, que ese año doblegó a River.”
“Trabajaba en el Diario y en la Radio a la vez y además viajaba, el periodismo televisivo no me gusta, hoy la espontaneidad es del teléfono, la magia de la comunicación consiste en relatar una medalla argentina. Con un teléfono de 20 dólares uno transmitía eso, estar metido en Gijón, España dentro del agua haciendo una nota a un guardavidas y se escuchaba el ruido del agua de fondo en la transmisión. También es bueno escribir porque queda grabado para siempre, el archivo queda y hay más tiempo para pensar”.

“Fui corresponsal de LU2 Radio Bahía Blanca en algunos veranos debido a mi amistad con los colegas bahienses del básquet”
“Admiré al gran jugador “Pierino” González cuando retornó a la ciudad, era tan cansino, que jugaba del lado de la sombra en el Estadio San Martín. Hice muy buena relación y lo admiré por su gran humildad.

A Guillermo Vilas lo conocí antes de su salto a la fama, cuando gano Forest Hill en 1977 fuimos con Alfonso a Buenos Aires a esperarlo enviados por el diario. Ese día jugaban en el Estadio Centenario de Uruguay la final de la Copa Libertadores Boca y Cruzeiro, con tan buena suerte que el partido se suspendió por lluvia, con Néstor pedimos permiso y después de hacerle una buena nota a Guillermo partimos a Uruguay a ver la consagración de Boca al día siguiente. Son cosas que te marcan, como cuando fui a Rosario en el ’78 para ver Argentina-Perú desde Buenos Aires, allí me encontraba cubriendo la Copa William Jones de básquet”.

“A la ciudad le falta orden, faltan nativos que organicen eventos deportivos. Hay que agradecer al “Gordo” Martínez y hoy a Albino Valentini que vinieron a organizar el torneo de verano, antes a Miguel Gorrinsen y a Carlos Mariani y solo “El gato” Mignini fue el oriundo que se animó. Tenemos todos los escenarios en la ciudad gracias a los Panamericanos del ’95, hay gente entusiasta, Jorge Bosco lleva 25 años al frente de la Liga y no tiene quien se perfile como su sucesor. Se organizó la Copa Davis de tenis con gente de afuera, los preolímpicos igual”.

“Esta no es una ciudad futbolera, a Deportivo Norte lo siguieron pocos, Aldosivi no llena el estadio y a Unión si bien lo admiro, tiene dirigentes, pero no respaldo popular.

Necesita urgente un equipo en primera y la ciudad también perdió identificación, antes se conocían los apellidos de los dueños de los comercios tradicionales, salvo una cadena de supermercados locales, que todavía le da de comer a nuestras familias”.

“Anécdotas tengo muchas, un día viajaba con Rodolfo Puleo a transmitir Independiente de General Pico y Quilmes, hacía mucho frío y Rodolfo pidió una gaseosa bien fría, es loco por esas bebidas. El país estaba en un fuerte sacudón económico y de ciudad a ciudad las galletitas que comprábamos para el viaje iban cambiando de precio. En ese viaje yo le hablé desde Tandil hasta Azul y no me di cuenta que estaba dormido…”.
“En otro viaje con él a Corrientes a cubrir a Quilmes, transmitimos desde arriba del baño de mujeres”.

“Previo a un mundial de Ciclismo los hermanos Curuchet y Marcelo Alexandre habían alquilado una casa en Estados Unidos y se les antojó comer bifes, cuando los comenzaron a cocinar los bomberos estaban en la puerta, porque el humo activa las alarmas. Tuvieron que pagar multa por no avisar”

Lucase 6

“Otro día en un clásico local de básquetbol terminaba el torneo y queríamos homenajear a los equipos, bajé a transmitir los últimos 30 segundos y el jugador Vildoza no había conquistado puntos y se paró a ejecutar simples y digo al aire:”Si Vildoza marra va a terminar virgen, en lugar de decir zapatero”. Rodolfo no me la perdonó y enseguida me cargó al aire”.

“Los periodistas de hoy tendrían que investigar más, saber aprovechar los momentos, tener paciencia y estudiar idiomas que te abre puertas”
“Pocas veces he ido a tomar café con deportistas, traté de que no se confundan los roles”.

“No me gustan los monopolios, te cierran todas las puertas, yo trabajé en los dos y me tocó la mala, de los dos me despidieron junto a varios compañeros. Igual adquirí experiencia y siempre trabajé en libertad.”

“Soy de leer muchísimo y todavía me acompaña la buena memoria, me encanta la historia de la ciudad y me duele cada vez que tiran algo. Que no pongan más placas como por ejemplo: “Aquí funcionó el Estadio Bristol de Box y hoy es una playa de estacionamiento””.-

“Uno rezonga y protesta, pero no hay nada más lindo que organizar año tras año la fiesta de los Lobos de Mar, el Círculo sigue siendo un lindo grupo de amigos, pero ahora legalizados”

“Otra gran emoción la tuve el año pasado cuando me reconoció la trayectoria el Concejo Deliberante. Fue una linda sorpresa pergeñada por el colega y amigo Reinaldo Caselli junto a mis hijas con el apoyo de Claudia Rodríguez, me pareció un toque de distinción. Me vi reflejado en la gente que fue a acompañarme los momentos de mi vida, solo faltaba mi papá”.

“El otro día me hice un replanteo en mi vida, no le di la atención que necesitaban mis hijas, yo no elegí la profesión, solo que no me di cuenta y de un día para otro vino la del medio y me dijo;”Papá, me voy a casar.”

“La emoción que hoy tengo por esta nota es la misma que tuvo mi “viejo” cuando firmé la primera nota en el Diario La Capital, él jamás pensó que ese iba a ser mi medio de vida. Fue una nota al jugador de Gimnasia de La Plata Eliseo Prado en el vestuario del viejo y querido Estadio San Martín”.-

EN RECUADRO

PROFESIONALES QUE ADMIRO Y ADMIRÉ

Luase 7

Mis maestros: Helmer Antonio Uranga: sabía de dibujo, fútbol (amaba a Independiente); box y sabía como un experto contar la historia de Gardel. Sentí mucho su desaparición física, con el se fue un hito de la ciudad”.

Raúl Ramírez: Porque me dio la primera oportunidad en la profesión. Le admiro su memoria prodigiosa.

Mario Trucco: por su decir, su conocimiento de la ciudad. Me enseño a mirar hacia arriba y ahí uno ve por ejemplo que en la intersección de las calles Falucho y San Luis hay una placa que dice que Juan Manuel Bordeu nació aquí antes de irse a Balcarce.

Juan Carlos Morales: Maestro de maestros, es un placer trabajar con él.

José Luis Ponsico, Jorge Tauler, a Julio Macías lo quiero muchísimo, es muy loable lo que está haciendo, estudiar Historia teniendo su carrera hecha, es tan inteligente que parece que le resulta muy fácil. “El negro” Armando Fuselli, un bohemio del periodismo, me parece un toque de distinción y no está reconocido y ya va por su cuarto libro. Rodolfo Puleo, gran compañero de viajes, con el vimos el nacimiento de la Liga Nacional de Básquet, un gran tipo. Oscar Gastiarena, hoy retirado de la actividad, un hombre que me enseño muchísimo, fue un director de la vida, admiré mucho a su padre.

Sergio Velasco Ferrero, un “loco lindo” ; Julio Lagos, Jorge Rocco, con él integré el equipo “Ovación” “una ciudad en sintonía” famoso slogan creado por el colega Miguel Angel Rubini. Walter Saavedra, un bohemio total y Carlos Andrés Calvo “Carlín” con él hice radio hace poco en Brisas.
Benito Narvarte Blanco fue un adelantado y no me quiero olvidar del “Cholo” Ciano, cada vez que lo veo me alegro de su recuperación.

José Andrés Soto, hoy director de la revista Caras en Brasil., con él compartí tareas en el Diario el Trabajo, previo paso por el café del Atlético Mar del Plata…

No me gustan los sobrenombres, por algo nuestras familias nos pusieron nombres pero “Cachacho” Pascual, es un hombre a quién admiro. Un día llego a la ciudad y hoy está dejando una marca, además de darle trabajo a marplatenses. Le admiro su constancia y empuje, yo lo bauticé “El relator de las novias y las madres”.

Por último y fuera del deporte quiero nombrar a Heberto Calabrese, hacía policiales en La Capital, su papá Eneas, fue gran director de la orquesta Sinfónica Municipal.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *